in

El grupo delictivo “Los Ardillos” atacó una comunidad indígena de Guerrero

Piden al gobierno de AMLO que pare la violencia y el derramamiento de sangre inocente.

El grupo de narcotraficantes que opera en Guerrero, mejor conocido como los “Ardillos”, se ha encargado de desatar la violencia en el estado debido a que buscan controlar la zona.

Durante el fin de semana, atacaron con armas de uso exclusivo del ejercito a las comunidades indígenas de Tula y Xicotlán, en el municipio de Chilapa de Álvarez.

El Concejo Indígena y Popular de Guerrero-Emiliano Zapata (CIPOG-EZ) denunció que los habitantes de las comunidades fueron abatidos con explosivos lanzados desde drones y  con disparos, derramando la sangre de hombres, mujeres y niños inocentes.

 

El ataque inició la tarde del viernes, pero continuó hasta el domingo sin que las autoridades estatales intervinieran, “los Ardillos” continúan operando en total impunidad, ni la Guardia Nacional, ni la Sedena, nadie ayudó”, relataron los habitantes.

La organización hizo un llamado al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y a los defensores de los derechos humanos para que pongan un alto a la violencia y el derramamiento de sangre inocente de mujeres, hombres, niños y niñas, abuelos y abuelas, de su comunidad.