in ,

¡Adiós a los stickers de la niña coreana! Madre prepara demanda

La madre de Roher, la pequeña de 4 años considerada una «mini influencer» y conocida alrededor del mundo por sus stikers de WhatsApp, prepara una demanda para las personas que usen la imagen de su hija sin su permiso.

Tras la fama que adquirió, los padres tomaron la decisión para «proteger» a la menor, pero principalmente por cuestión comercial pues diversas marcas la han buscado para que sea el rostro de algún campaña o producto.

Tras la firma de los contratos la reproducción de las fotografías podría significar el rompimiento a uno de los contratos y, en consecuencia, podrían demandar a quien no respete esta petición.

Incluso en su cuenta de Instagram con más de 1.4 millones de seguidores ya se puede leer el anuncio: “No copies ni captures fotos sin permiso”. La advertencia va dirigida para aquellos que reproduzcan las imágenes con fines lucrativos o comerciales.

Una vez que la madre registre el nombre y rostro de Moher, todos los usos no autorizados de la pequeña serán prohibidos y desapaceran paulatinamente, algo que WhatsApp, podría detectar como distribución indebida de propiedad intelectual, por lo que podrían bloquearse o eliminarse todas las paqueterías que almacenen stickers de Rohee.