in

11 hombres habrían violado y asesinado a Miss Filipinas

La acusación ha causado indignación y piden justicia por la víctima.

Se trata de Christine Angelica Dacera, de 23 años. La modelo y candidata al Miss Filipinas era Sobrecargo de Philippines Airlines. Ella se hospedó en un hotel en Makati, Filipinas en la víspera de Año Nuevo para recibir allí el 2021 en compañía de tres tripulantes de la aerolínea para la que trabajaba.

Esa noche, uno de sus amigos invitó a otros conocidos a departir en una fiesta privada en la habitación, en la que terminaron unas 10 personas. Aunque la fiesta finalizó en la madrugada, Christine permaneció en la habitación junto a sus compañeros.

Fe uno de ellos el que, aunque la vio en la bañera, creyó que estaba dormida y simplemente le puso una manta encima. Más tarde, hacia las 10 de la mañana del 1 de enero, la encontró inconsciente y «poniéndose azul».

Fue trasladada a emergencias sin signos vitales con moretones y hasta cortes. Este lunes, los resultados de la autopsia arrojaron signos de violencia sexual y rastros de ADN, al parecer de varios hombres, en su cuerpo.

La Policía emitió órdenes de captura contra 11 sujetos que estuvieron en el lugar. Serán investigados por violación, tortura y asesinato.
Los hechos ocurrieron apenas el pasado 31 de diciembre y 1 de enero. Christine Angelica Dacera era la única mujer que participó en una privada fiesta de Año Nuevo en las habitaciones 2207 y 2209 del City Grand Hotel de la ciudad de Makati, Filipinas.

De acuerdo con las primeras declaraciones, la joven azafata de Philippine Airlines habría sido hallada inconsciente por uno de sus tres amigos que asistieron a dicho festejo (los otros ocho hombres eran gente que ella no conocía), fue cuando uno de ellos empezó a darle reanimación cardiaca pero fue inútil, ya había fallecido.

Fue llevada así al hospital de Makati, donde terminaron por declararla muerta. Posteriormente la trasladaron a un laboratorio criminal para realizarle inspección médico-legal.

La Policía Nacional de Filipinas inició con las investigaciones de este raro caso, pero el jefe policial reconoce que existen muchas cosas extrañas, pues para empezar muchos de los interrogados ya empezaron a caer e contradicciones.

«Simplemente dejaron que sucediera. Podrían haberlo detenido. Este es un ejemplo clásico de que el acto de uno es un acto de todos», dijo el jefe policial.

La investigación y solución del caso sigue en proceso.