in ,

Confirma Reino Unido confirma nueva mutación de coronavirus originada en Sudáfrica Sudáfrica

La OMS advirtió que la mutación de los virus a lo largo del tiempo es natural y es lo que se espera, por lo que no es necesario generar alarma al respecto.

El ministro de Salud británico, Matt Hancock, confirmó el hallazgo de una nueva mutación de la Covid-19 en Reino Unido, en dos personas que habían viajado a Sudáfrica.

«Este virus es todavía más contagioso y parece haber mutado más allá” de la nueva variante, explicó.

Además detalló que los nuevos casos fueron puestos en cuarentena y que el país ha impuesto restricciones de viaje a Sudáfrica.

De acuerdo con la cadena BBC, solicitaron a quienes hayan estado en el país africano en los últimos 15 días y a quienes mantuvieron contacto estrecho con personas que hayan visitado Sudáfrica en el mismo período temporal, que se aíslen “inmediatamente”.

El domingo pasado, Hancock disparó las alarmas al declarar a la cadena Sky News que la nueva variante del SARS-CoV-2 detectada en la Gran Bretaña estaba “fuera de control” y por eso el gobierno había tenido que actuar “rápidamente y con decisión”.

Por lo anterior, tomaron medidas para el cierre de as zonas afectadas, quedarse en sus domicilios, además de la suspensión de algunos vuelos.

El lunes, la responsable de enfermedades emergentes y zoonosis de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Maria Van Kerkhove, señaló que la variante encontrada en Sudáfrica es diferente a la hallada en el Reino Unido. El pasado 18 de diciembre, Sudáfrica dio a conocer la identificación la ‘variante 501.V2’.

“Esta variante tiene una de las mismas mutaciones que la del Reino Unido pero es distinta. Los sudáfricanos están trabajando con la OMS y están cultivando el virus para poder llevar a cabo más estudios como los que se están haciendo en Reino Unido”, comentó la funcionaria.

La OMS advirtió que la mutación de los virus a lo largo del tiempo es natural y es lo que se espera, por lo que no es necesario generar alarma al respecto.

Los funcionarios de la OMS dijeron que no tienen evidencia de que la variante “cause una enfermedad más grave o una mayor mortalidad”.