in ,

Obesidad en tiempos de pandemia

México es  país de América Latina con mayor riesgo

Durante los últimos meses el mundo se ha visto afectado por la pandemia del coronavirus COVID-19, en donde se le pidió a millones de personas permanecer en casa,cambiando por completo su ritmo de vida, en muchos casos sin poder ver a familiares y amigos, se han perdido trabajos, e incluso millones de vidas.

La obesidad, diabetes, hipertensión y enfermedades del corazón aumentan el riesgo de complicaciones de la enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) las personas de edad avanzada y las que presentan enfermedades no transmisibles (diabetes, trastornos pulmonares y cardíacos) son altamente susceptibles a presentar complicaciones por el nuevo coronavirus.

México es  país de América Latina con mayor riesgo en esas enfermedades, especialistas en nutrición y estilo de vida saludable recomiendan una serie de consejos para asumir hábitos más saludables y llevar una alimentación consciente:

Incorporar alimentos con bajo contenido de azúcar,  alimentos que también son ricos en nutrientes como verduras, frutas enteras, frijoles y la mayoría de los granos 100% enteros, que son ricos en fibra y te haga sentir satisfecho.

Agregar a tus comidas pescado, carne con bajo contenido de grasa y proteína de soja, que se digieren más lentamente que los granos altamente refinados y ayudan a combatir el hambre.

Evitar las calorías «vacías» como el exceso de azúcar, sal, grasas saturadas y conservantes químicos que a menudo se encuentran ocultos en alimentos altamente procesados.

Realizar alguna actividad física moderada de entre 2.5 a 5 horas a la semana, se recomienda aumentar la actividad física de 5 a 7 horas semanales para evitar el sobrepeso o la obesidad. El ejercicio debe incluir tanto actividades cardiovasculares como entrenamiento muscular.

Controlar el estrés: El estrés causado por el confinamiento puede influir negativamente en el cambio y el mantenimiento de hábitos alimenticios saludables, una respiración profunda, la relajación muscular y la meditación son técnicas comprobadas de reducción del estrés y su práctica regular mejora tanto el aspecto psicológico como el emocional.

Se ha demostrado que cuanto más apoyo social, mayor éxito en el control de peso, estudios independientes han demostrado que el apoyo de tu entorno, familia, amigos, pareja puede ayudar a las personas a aceptarse y  a desarrollar habilidades  y nuevas formas de afrontar situaciones de estrés.