in

Con CÉLULAS MADRE se recuperan del COVID-19 en HIDALGO

Los estudios realizados de estas células forman parte de la colaboración entre el gobierno de Hidalgo y el de Japón, informó el gobernador Omar Fayad Meneses.

Con el empleo de células madre mesenquimales y exosomas, 26 hidalguenses graves de COVID-19 recuperaron su salud.

Los estudios realizados de estas células forman parte de la colaboración entre el gobierno de Hidalgo y el de Japón, informó el gobernador Omar Fayad Meneses.

Dijo que el pasado 13 de junio, se estableció un convenio de cooperación, entre el gobierno de la entidad y la Asociación Internacional de Terapia Celular para el Nuevo Coronavirus (IACT4C). Fayad Meneses agradeció al doctor Tetsuya Fujimori, así como a los investigadores Alex Iryiz y Sergio Alva, su participación en el estudio.

El Ejecutivo estatal explicó que 30 pacientes recibieron la terapia de innovación biotecnológica, de los cuales 26 se sobrepusieron, a pesar de estar en una situación médica de gravedad.

También se solicitará la autorización para la implementación y funcionamiento de un centro de procesamiento de células madres; mismo que «contará con la más avanzada tecnología llamada Prometheus».

Detalló que hoy el estudio clínico de fase II, controlado, sobre seguridad y eficacia del uso de exosomas y células mesenquimales humanas vía intravenosa, para tratar pacientes con Síndrome Distrés Respiratorio Agudo, causado por coronavirus, se desarrolló en Hidalgo.

«Es una haz de luz de esperanza para pacientes graves. Deseamos que el uso extendido de este tratamiento siga salvando vidas en México, Japón y otros países», dijo.

Ofreció que el gobierno estatal está dispuesto a continuar con el apoyo a la investigación científica conjunta.

Destacó que un aspecto positivo de la crisis mundial de salud es estrechar vínculos de hermandad con países geográficamente distantes para salvar vidas.

 

No hay condiciones para realizar la Feria de Tlaltenango: Secretaría de Salud

Tenían 27 perros muertos en su casa, fueron condenados a 33 años de cárcel