in

Padre mató a golpes a bebé de 1 año y madre la sepultó en una nopalera

La madre la reportó desaparecida pero en realidad fue testigo de cómo el padre le propinó una golpiza hasta la muerte a la bebé.

Después del hallazgo debajo de una nopalera del cuerpo de Mía Guadalupe, una bebé de un año reportada como desaparecida en San Luis Potosí, su madre, Irma ‘N’, fue detenida por las autoridades.

La pequeña fue vista junto a su madre por última vez el 3 de julio pasado en la Unidad Habitacional Fidel Velázquez. La mujer, de 18 años de edad, reportó como desaparecida a la niña en el municipio Soledad, de la comunidad La Esperanza.

Cuatro días después del reporte, el cadáver de Mía Guadalupe fue hallado bajo una nopalera, en el municipio de Villa de Zaragoza. Tras las primeras indagatorias, las autoridades determinaron que la pequeña falleció después de ser golpeada hasta la muerte. Además de los golpes, presentaba traumatismo craneoencefálico.

La madre de la menor fue detenida después de conducir a los policías que indagaban el paradero de su hija al sitio en el que se encontraba semienterrado el cadáver.

El padre de Mía, ex pareja de Irma ‘N’, es señalado como el presunto responsable del asesinato de la menor de edad. Según Irma ‘N’, la niña de un año de edad vomitó, motivo suficiente para que el padre se enfureciera y comenzara a golpearla hasta matarla.

La madre confesó, según fuentes locales, que no intervino durante la golpiza. Después de recibir numerosos cuestionamientos en torno a la desaparición de la niña, la madre decidió huir, al igual que el padre; sin embargo la mujer reapareció para indicar el lugar en el que fueron lanzados los restos de Mía Guadalupe, mientras el progenitor de la pequeña permanece prófugo.

Rueda de Prensa

Rueda de prensa sobre el inicio de la investigación del hallazgo de la menor de 1 año sin vida.

Posted by Fiscalía General del Estado de San Luis Potosí on Wednesday, July 8, 2020

Confirman la detención de César Duarte en EU

Por error, hombre pasó 5 años más que su condena en la cárcel