in

Dormir mucho, otro síntoma grave del COVID-19

La somnolencia persistente también puede ser signo de gravedad a causa del coronavirus.

Fiebre, tos seca, diarrea, conjuntivitis, pérdida del olfato o gusto, dificultad para respirar y opresión en el pecho, son algunos de los principales síntomas del COVID-19, pero hay uno más que se suma a la lista: dormir mucho.

En días pasados, el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell aseguró que la somnolencia persistente también puede ser signo de gravedad a causa del coronavirus.

El funcionario destacó que, ante el deseo constante de querer dormir, se debe tomar como una alerta para acudir a un hospital.

«Si cualquier persona en algún momento presenta dificultad para respirar, se fatiga fácilmente, se ve pálido o con alguna coloración oscura de la piel, debe ir al hospital inmediatamente o también si presenta somnolencia persistente, debe ir al hospital porque puede ser signo de vivir complicaciones del COVID-19”, recomendó.

¿Qué es la somnolencia persistente?

De acuerdo con un estudio hecho por el Hospital de Navarra (Pamplona), este padecimiento es una queja frecuente en la práctica neurológica y puede ser debida a múltiples trastornos.

Se define como la sensación de sueño en cualquier momento del día.

Encuentran cadáver de mujer en llamas, van tres feminicidios en una semana en Morelos

Avanza la construcción de la Universidad Benito Juárez en Ayala