in

Encierra a sus hijas en el auto para poder irse de fiesta, regresa y las encuentra muertas.

Texas, E.U.A.

Hoy en día hay muchos padres irresponsables al rededor del mundo, y un claro ejemplo de ello es Amanda Hawkings, quien era madre de dos pequeñas. Recientemente fue sentenciada a 40 años de prisión, tras a ver sido hallada como culpable de la muerte de dos de sus dos hijas de 1 y 2 años. Amanda dejo encerrados a sus hijas en el carro para poder irse de fiesta.

Según el reporte revelado por The Washington Post, el crimen ocurrió el 7 de julio de 2017, la fémina encontró a sus dos pequeñas hijas desmayadas, y aun que hizo lo posible por salvarlas, ya era muy tarde.

En un inicio la mujer alegaba que las niñas se habían enfermado por oler unas flores de un lago cercano; Sin embargo, la investigación de la policía, determino que las menores de edad habían estado encerradas en el auto por más de 18 horas, en plena ola de calor que azotaba a la ciudad texana, llegando a los 32 grados Celsius.

Según el informe de la fiscalía, emitido por el portal «Hill Country Breaking», quienes estuvieron al pendiente del juicio contra Amanda Hawkins, esta dejo a las pequeñas en el auto toda la noche con el motor encendido y el aire acondicionado en marcha.

Un chico de la fiesta, identificado como Kevin Franke, quien también está siendo procesado, testificó que él durmió en el auto, pero despertó como a las 8:00 de la mañana, apagó el motor, dejó las ventanas arriba y fue a entregar las llaves del carro a Hawkins, quien permanecía dormida.

La fiscalía informó que la madre irresponsable despertó hasta el medio día, tuvo relaciones sexuales con otro invitado a la fiesta, después de un rato acudió al auto en donde yacían los cuerpos inconscientes por el inmenso tiempo expuestas a los cambios de temperatura.

Amanda tomó a la niñas y la metió a la casa, en donde trató de despertarlas con agua fría, al ver que esto no funcionaba, busco en internet la forma de revivirlas. Fue hasta después de dos horas cuando opto por llevarlas al hospital en donde después de 40 horas e incontables intentos por salvarlas estas ya habían muerto.

«Esas preciosas niñas aún estarían aquí hoy si esto no hubiera ocurrido […] las personas de nuestra comunidad cuidan mejor a sus mascotas que usted a sus hijas«, dijo el juez Keith Williams a Hawkins durante el juicio.

Diputados sesionarán a ¡PUERTA CERRADA!

Niño de 4 años es asesinado a puñaladas por su medio hermano de 12