in ,

AHORA UNA DE LA LUNA

CUERNAVACA DEL AYER por: hugocalcas5210@gmail.com

Aunque no lo crean, a principios de los años setenta en el siglo pasado, Cuernavaca tuvo “su Luna”. Y desde entonces, gracias a esa panificadora, que también era súper mercado, a la glorieta de Chapultepec, se le comenzó a llamar Glorieta de La Luna.

En la confluencia de Plan de Ayala con Chapultepec, también estuvieron diversos establecimientos comerciales, que ya desaparecieron, pero que por aquéllos años vivieron sus mejores tiempos.

Ahí estuvo la sucursal de la Mueblería Margol, que luego cambió a Viana, y que actualmente es una tienda más de la poderosa cadena Coppel. Todavía, en los locales de dicha plaza, una de las primeras de Cuernavaca, está la tienda de ropa “Montecarlo”, que también estuvo en la calle de Guerrero. ¿Se acuerdan?

Muy cerca, en lo que ahora es un banco, el letrero aquél que decía: No temas a la competencia, teme a la incompetencia.

En esta gráfica, aparecen tres vehículos de la época. Un vochito, una caribe y un datsun. Actualmente, creo que ni de madrugada podría tomarse una foto similar en esta glorieta.